Mi biografía completa

Nací en la ciudad de Panamá en 1977, el mismo año en que se firmaron los Tratados Torrijos-Carter, en que Pelé jugó su último partido profesional y que Gunther von Hagens crea un método para preservar el material biológico.

Mi infancia y adolescencia, tiempo de adquirir principios y decidir valores,  transcurrieron con normalidad.

En 1991 cursaba el tercer año del primer ciclo de educación secundaria, previo al bachillerato.  Insistí a mis padres para cambiar de colegio al año siguiente y estudiar un bachiller especializado en informática.  Así fue y por aquél entonces aprendí a programar con Basic, Cobol, Pascal y Lenguaje C.

Gracias a esa experiencia, con 16 años tuve mi primer trabajo de verano, en la ferretería donde mi abuela trabajaba como responsable de la contabilidad.  Yo me tenía que encargar de alimentar el primer catálogo informatizado de productos de esta empresa.  Creo recordar que cobraba un dólar la hora y claro, me parecía mucho, que no lo era.  ¡Qué tiempos aquellos!

En 1995 empecé la universidad y también a trabajar, primero a media jornada y luego a tiempo completo.  Mi primer año de estudios fue en Ingeniería en Sistemas Informáticos pero al ver que volvía a ver muchos de los conceptos ya aprendidos en el bachillerato decidí dar un giro y al segundo año estaba matriculado en empresariales.

Así, obtuve una licenciatura y una maestría ejecutiva en Administración y Dirección de Empresas.

Mientras estuve estudiando en la universidad, trabajaba al mismo tiempo en una empresa farmacéutica, la misma desde hace diecisiete años, aunque en distintas empresas del Grupo. Fui responsable de informática, Gerente de Servicios de Marketing y Gerente de Administración.

Entre 1996 y 2004 participé como cofundador de dos micro empresas de servicios.  La primera se llamó Blue Systems y estaba enfocada a servicios a empresas en el área de informática, principalmente mantenimiento y reparación.  Uno de los clientes más importantes fue una sucursal del Citibank, N.A. fuera de la ciudad capital.

La segunda empresa se denominó Iniciativa Empresarial y estaba dirigida a los servicios de consultoría para pymes.

En ambos casos, a pesar de ser empresas formalmente constituidas y operativas, se trataba más de un proyecto de formación a corto plazo que de un proyecto empresarial a largo, por lo cual actualmente estas empresas no existen.

En 1998 fue mi primer viaje en avión por motivos profesionales.  El proyecto a desarrollar era la puesta en marcha del software de ERP Navision (actualmente MS Dynamics Nav) en las distintas filiales.  Es curioso porque hasta los veinte años no había visitado ningún país, pero luego le he tomado un gusto especial a los viajes y al turismo, siendo actualmente una de mis preferencias de ocio.

Este proyecto fue todo un reto, ya que aparte de no conocer la plataforma de aquel software ni tener formación posterior del mismo, el plan de cuentas europeo que sería utilizado era muy distinto al plan de cuentas americano que veníamos utilizando hasta ese momento.  De esa experiencia aprendí a valorar dos cosas que me han acompañado desde entonces: los profesionales debemos ser polivalentes y autodidactas.  Desde aquel momento lo he estado poniendo en práctica siempre.

En el año 2001 tuve mi primera experiencia como docente universitario, dictando cursos de marketing  y en el año 2002 publiqué mi primer libro.

Mi primera experiencia como conferencista invitado a un evento fue en el 2004.

En el año 2005 continuaba en la misma empresa en la que inicié en 1995, y en ese año recibí la invitación para trasladarme desde la filial en Panamá a la sede en Barcelona, para ocupar el cargo de Director de Tesorería.  De eso ya hace ya más de seis años.  Así, aproveche para estudiar un postgrado en Dirección Financiera en la Universidad Pompeu Fabra al año siguiente.

También en el año 2005 contraje matrimonio, con lo cual fue un año de grandes cambios, al mudarme de país, cambiar de empresa  y de estado civil.

En el 2006 nació mi hija, con lo cual prosiguió un periodo en el que me he tomado las cosas con más calma.

Decir que la experiencia de ser padre es lo mejor que me ha pasado en la vida podría parecer una frase repetida pero, muy cierto es cuándo ese hecho te hace cambiar la perspectiva e incluso los valores.  Mis principios se han mantenido intactos, desde toda la vida, pero mis valores sí se han modificado en el tiempo y más cuándo nació mi hija.  Ese día empecé a valorar otras cosas, como el tiempo que dedicas a las personas.

Los valores no han sido lo único que ha cambiado en el tiempo.  También mis prioridades.  Una de las frases que siempre nos dijo, y sigue diciendo mi padre, es que en la vida hay que tener prioridades. Ahora más que nunca es importante tenerlo presente, porque vivimos en un tiempo en el parece que todo no solo es importante, sino que además es urgente.  Sin prioridades, la vida puede ser un caos.

Durante seis años mi prioridad ha sido mi familia y lo seguirá siendo, pero ahora me pudo permitir organizar el tiempo para retomar algunas actividades profesionales que había dejado de lado.

El año 2011 ha sido el año del reinicio, en el cual he lanzado el blog, he configurado una estructura de empresa alrededor del mismo y estoy trabajando en mis próximas publicaciones.

Mi hoja laboral completa está disponible en mi perfil de LinkedIn.

En lo que al ocio se refiere, aparte de viajar, me gusta escribir y por supuesto leer.  No soy un gran deportista, pero hasta hace algunos años practicaba buceo deportivo y ahora le he tomado un gusto especial al esquí.

Actualmente vivo con Ana, mi esposa, y Carolina, mi hija, en la ciudad de Barcelona.